Mantenimiento de cabañas: una guía en 5 pasos

Construcción de Cabañas Playa del Carmen - MPH
Elige la cabaña perfecta con estas recomendaciones
febrero 20, 2019
Construccion de muelles Mexico - MPH
Construir un muelle: 4 cosas que debes considerar
mayo 23, 2019
Show all

Mantenimiento de cabañas: una guía en 5 pasos

mantenimiento de cabañas - MPH

Poseer y vivir en una cabaña es una experiencia fantástica, estar rodeado de un entorno natural y rústico es sin duda uno de los placeres más puros de quienes aman estar rodeados de un ambiente salvaje. 

Sin embargo, una de las preguntas más frecuentes que se hacen los dueños es: ¿cómo puedo mantener mi cabaña en perfectas condiciones con el paso del tiempo? 

Si bien el mantenimiento de las cabañas puede depender de la ubicación en la que estén, el diseño e incluso los factores ambientales externos, una cosa es segura: el mantenimiento rutinario del inmueble es la manera más fácil para garantizar la longevidad de su hogar.

Para hacer un correcto plan de mantenimiento de tu cabaña, primero necesitas hacer un plan. Es por eso, que aquí hay 5 puntos básicos que tienes que tomar en cuenta antes de comenzar tu plan de restauración y subsistencia. 

  • Inspeccionado
  • Lavado
  • Tinción
  • Control de plagas
  • Mantenimiento general

1. Inspecciones

Saber que tu cabaña requiere mantenimiento no es suficiente; debes tener un enfoque proactivo para inspeccionar varios elementos durante diferentes temporadas. Una vez en primavera y una vez en otoño, camina lentamente por el perímetro de su cabaña para evaluar completamente cuáles son los trabajos de mantenimiento requeridos.

Querrás mirar específicamente las áreas expuestas a las condiciones climáticas y de temperatura más extremas, así que comienza por el exterior. Cuando comiences a caminar, busca problemas (por ejemplo, grietas, moho, infestación) especialmente cerca de puertas, ventanas, conexiones de techos y extremos de troncos expuestos.

Para el techo, busca tejas o palmas dañadas o sueltas, tapajuntas retorcidas, fugas o canales llenos o vigas expuestas. Presta mucha atención a la chimenea (si es que tiene), puedes buscar conductos de humos dañados, destellos sueltos, grietas entre el conducto de humo y la chimenea.

Al inspeccionar las paredes tratar de encontrar grietas o verificaciones en la madera, nudos revueltos, signos de humedad, moho manchas oscuras y salpicaduras.

Al inspeccionar los alrededores; asegúrate de que las plantas y las macetas no están pegadas a la madera, y la madera no esté dañada en áreas cercanas. Verifica también el drenaje y los focos de agua estancada.  

2.  Lavado (Anual)

Lavar tu cabaña es una gran oportunidad para eliminar cualquier suciedad de la superficie, como polvo, moho, polen, heces de aves y depósitos de insectos (es decir, telas de araña, huevos, etc.).

La mejor técnica es usar un detergente suave y un cepillo de cerdas suaves. Es recomendable hacer dos limpiezas, una vez de abajo hacia arriba y una de arriba hacia abajo. 

Para empezar, trabaja desde abajo hacia arriba. Moja inicialmente los troncos y luego aplique la mezcla de detergente con un cepillo de cerdas suaves frotando suavemente en círculos; esto evitará que se rayen los troncos.

Concéntrate en los parches oscuros de la madera, estas manchas suelen deberse a salpicaduras.

Una vez que haya limpiado la cabaña de abajo hacia arriba, puedes comenzar a enfocarte en áreas específicas de moho y hongos, y es entonces cuando puedes trabajar de arriba hacia abajo para la limpieza final. Esto evitará que la suciedad se quede en las áreas que ya has limpiado.

Después de la limpieza, déjala secar durante tres o cuatro días antes de realizar cualquier otro mantenimiento. Una vez seca, puede ser una buena oportunidad para inspeccionar si su cabina requiere una nueva tinción.

3. Tinción (Una vez cada tres años)

La primera aplicación de la pintura suele durar dos años. Después de la primera aplicación, el color  puede durar hasta tres años, dependiendo de la cantidad de capas que apliques y la calidad de la mancha que use.

Por lo general, cualquier parte de tu cabaña está expuesta a la luz solar directa, lo que significa que requiere una tinción más frecuentemente.

La mejor manera de evaluar el estado de la cabaña es:

  • Si tiene pintura a base de látex, si el acabado se ha vuelto opaco y se ha desvanecido, es hora de aplicar una nueva capa.
  • Si tiene pintura a base de aceite, mira las coyunturas en los troncos, si se han vuelto amarillos, es hora de aplicar una nueva capa también.
  • Si no has lavado tu cabaña recientemente, otra prueba rápida es rociar un poco de agua en los troncos. El agua debe gotear y correr muy rápidamente hacia abajo. 

4.  Control de plagas (anualmente)

La madera siempre ha sido vulnerable a los insectos y otras plagas. La limpieza regular, el llenado de grietas, el polvo y la fumigación suelen ser suficientes cuando se trata de un mantenimiento de rutina que evita que las plagas ingresen a tu hogar. Haz una inspección regular y da seguimiento a cualquier tipo de insecto que veas caminando por las paredes. ¡Nunca sabes si ese puede invitar a otros a quedarse!

5. Mantenimiento General (Anualmente)

Limpiar las canaletas, controlar y monitorear el flujo de agua y la escorrentía es muy importante para tu cabaña, más que en un hogar tradicional. Los troncos pueden oscurecerse al salpicarse del agua, lo que puede causar agujeros, infestación y muchos otros problemas costosos. Primero notarás esto cuando limpietu cabaña y vas que ciertas zonas son más oscuras que otras.

Cuando realices su inspección, si observa que hay espacios entre las ventanas y las puertas, la mejor reparación es utilizar espuma expansiva. Si los huecos son grandes, notarás que el aire frío fluye hacia adentro, pero es más difícil notar los huecos más pequeños. 

Cuidado durante todo el año

Dar mantenimiento a una cabaña de madera debe ser una actividad bianual, específicamente durante la primavera y el otoño. Esto reduce el daño causado por los rayos UV, el agua, los insectos y la infiltración del aire.

Durante la primavera, deberás darle un enfoque específico a los daños causados por el agua a la madera del exterior debido a la congelación del agua y la nieve o el sol, dependiendo de dónde estés. Después, será preparar tu inmueble para temperaturas más altas durante el verano.

¡En el otoño, deberás prestar especial atención a la infestación de insectos, la tinción descolorida y comenzarás a prepararla para el frío invierno!

Esto significa que los costos podrían elevarse ligeramente, pero si usas buenos materiales, representará un ahorro importante a largo plazo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *