Construir un muelle: 4 cosas que debes considerar

mantenimiento de cabañas - MPH
Mantenimiento de cabañas: una guía en 5 pasos
mayo 10, 2019
Show all

Construir un muelle: 4 cosas que debes considerar

Construccion de muelles Mexico - MPH

Ninguna casa frente al lago, cabaña o puerto deportivo está completa sin un muelle. Esta estructura es una adición versátil y valiosa para una propiedad frente a un lago o incluso frente al mar.

Un muelle bien construido proporciona un lugar para amarrar botes o motos de agua, un espacio plano para descansar y tomar el sol y una forma fácil para lograr que los nadadores entren y salgan del agua.

Los muelles pueden ser estructuras muy simples hasta sistemas extremadamente complejos que cumplen varias funciones a la vez. La forma en la que decidas construirlo dependerá de varios factores: qué tan útil sea, de qué tipo de litoral y de fondo de lago y finalmente del presupuesto (puede ser que no sea un proyecto barato)

contrucciones de muelles cancun
Construcción de muelle por MPH

La diferencia entre un muelle atractivo y útil y uno que no es seguro o inadecuado para tus necesidades es la manera de abordar la planificación y la construcción. Ya sea que estás renovando tu muelle o construyendo otro nuevo, aquí hay 4 elementos a tomar en cuenta antes de comenzar con este proyecto. 

Considerar las diferencias entre los muelles

Los dos tipos principales de muelles son estacionarios y flotantes.

Los muelles estacionarios se consideran estructuras permanentes y también se conocen como muelles de pilotes. Estos muelles están construidos sobre madera o pilas de hormigón que se hunden en el lago. 

Los muelles flotantes están móviles en la superficie del lago, lo que los hace un poco más versátiles que los muelles estacionarios. Estos muelles suben y bajan con el nivel de agua del lago, lo que elimina el problema de una gran caída entre el agua y la cubierta del muelle durante la estación seca. Los muelles flotantes son semipermanentes y se pueden sacar del agua si necesitas guardarlos. Si el lago se congela en invierno, un muelle flotante que se puede almacenar eliminará los daños asociados con el hielo y los fuertes vientos.

Inspeccionar la profundidad del agua y el lecho del lago

Si te decides por un muelle estacionario, deberás inspeccionar el lecho del lago, así como determinar las profundidades del agua.

El lecho ideal del lago para construir un muelle debe ser bastante plano y arenoso. Puede ser problemático un suelo acuático rocoso o uno que tenga una gran caída de profundidad desde donde se ubicará el final del muelle. Los niveles de agua del lago aumentarán y disminuirán natural y artificialmente. Si la diferencia de profundidad del agua es mínima, una cubierta estacionaria funcionará bien.

Si el lecho del lago no es ideal y la profundidad del agua del lago no es confiable, la mejor opción sería un muelle flotante.

Los materiales determinan la vida del muelle

Cuanto mejor sea la calidad de los materiales que uses, más durará el muelle, su base, un concepto bastante simple de entender.

Estructuralmente, muchos muelles están hechos de madera tratada a presión, aluminio y materiales compuestos. Aunque aún no es tan conocido como estos materiales más tradicionales, la madera modificada es una excelente opción para hacer muelles. La madera modificada es hermosa y excepcionalmente dura. Es una madera tratada más resistente a la humedad y no contiene productos químicos tóxicos. El resultado final es una cubierta que es cómoda para los pies descalzos, no se astilla y resistirá incluso las condiciones climáticas más extremas.

Construyendo un muelle por ti mismo o contratar a un profesional

Los propietarios de viviendas que ya tienen algunas habilidades de mantenimiento pueden construir su propio muelle si es más pequeño. Sin embargo, construir un muelle no es un proceso fácil, especialmente si no tienes experiencia con estructuras frente al mar. La construcción es una cosa, pero construir sobre el agua es algo completamente diferente. 

La mayoría de las veces, la mejor ruta es contratar a un profesional. Aunque puede costarte un poco más., a la larga tendrás la tranquilidad de saber que tu base está segura y bien construida.

Un muelle puede ser tan simple o tan ornamentado como quieres que sea, pero más allá de eso, deberás fijarte en que sea una construcción sólida con materiales duraderos y duraderos. 

Nada dice verano como sentarse en un muelle de madera, con los pies colgando frente a ti o con una línea de pesca dentro del agua. O tal vez sea el atractivo de un pequeño velero atracado en la orilla del agua, listo en cualquier momento. Al final, tener un muelle podría ser una de tus mejores inversiones; no sólo es una adición práctica, sino beneficiosa para el valor de tu propiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *